CIO
Transformación Digital

La gran mentira de la transformación digital

¿Quién, trabajando en un equipo de tecnología en los últimos años no ha escuchado de algún colega?:
“Yo conozco a un amigo que hace una App en unas horas, y tú me dices que esta funcionalidad cuesta XXX y tardarás YYY… Qué poco digital eres!”

Transformación Digital

Nadie duda que las nuevas tecnologías apodadas digitales, junto con las metodologías oportunas nos permiten mejorar los tiempos de ejecución de manera sustancial. Pero eso no significa que hacer un cambio funcional que cree una ventaja diferencial no siga siendo complejo y lleve más de unas horas.

Es por ello que he visto a mucha gente hablar de la transformación digital pensando que usando las nuevas tecnologías (cloud y big data p.e.), y contratando a unos cuantos desarrolladores que conozcan las nuevas metodologías de desarrollo (agile and dev-ops) se consigue.

Y como siempre pienso que antes de buscar culpables fuera, hay que empezar por uno mismo, quizás tanto los CIOs como sus equipos, así como los proveedores de tecnología tengamos algo que decir.

Los primeros por no ser proactivos educando tecnológicamente al resto de la organización, transformándonos en el entendimiento del negocio, enfadándonos cuando nos cuestionan, amenazando con riesgos difícilmente entendibles para el resto, y presentando en el comité de dirección sólo cuando ha habido incidencias serias. ¿Qué imagen tendríais de un equipo que sólo sale en los papeles cuando pasa algo negativo?

Y los proveedores de tecnología por ir a ver a los departamentos de MKT, Finanzas, RRHH… prometiendo proyectos al margen de los equipos de tecnología, porqué les resulta más sencillo.  ¿Os imagináis a un consultor de MKT tratando de vender un plan de segmentación al área de TI? Siempre me ha parecido genial lo de ahora que todo va a ser cloud, ya no necesitamos a los equipos de tecnología. La digitalización ha democratizado la tecnología pero eso no significa que cualquiera pueda gestionarla, aunque sea muy bueno usando el móvil y las redes sociales. Pero este tema merece un post específico.

Creo que todos estamos de acuerdo y muchos estudios así lo cuantifican, que las compañías “digital ready” tienen mejores resultados, bien de ingresos, bien de márgenes. Y por “digital ready” entiendo compañías que ofrecen una experiencia a sus clientes y tienen unas capacidades internas industrializadas que les permiten tener beneficios de dos dígitos superiores a sus competidores. Pero si esto nadie lo duda, ¿Por qué sólo un 20% de las compañías a nivel mundial, según un informe de Mckinsey, han empezado la reinvención digital?

Y quiero aclarar desde el principio que en mi opinión no hay transformación digital y transformación analógica. Hay una transformación del negocio provocada por la tecnología y el cambio de hábito de los clientes.

Como os comenté en el lanzamiento del blog, estoy convencida que los CIOs y sus equipos pueden ser líderes digitales que provoquen empezar la transformación, pero esto exige asumir deberes, que quizás no todo el mundo quiera o le apetezca.  Eso no significa que el equipo de tecnología sólo pueda hacerlo, porque se necesitan líderes digitales en todas las funciones de la compañía y un liderazgo claro y continuado en tiempo.

Pero de nuevo, empecemos por organizar nuestra cocina antes de la de los demás. Creo que un CIO y un equipo de tecnología que quieran ser motores del cambio deberían ponerse manos a la obra con los siguientes deberes:

  1. Ganarse el respeto de sus colegas con resultados objetivos de calidad y eficiencia. Para mí son las carta de presentación de une quipo de tecnología para poder convertirte en aliado del negocio.
  1. Todos los objetivos del equipo de tecnología deben ser de negocio: si algún proyecto no contribuye a alguna línea de la cuenta de resultados, mejor páralo.
  1. Establecer de forma clara y transparente cómo puedes desde la tecnología contribuir a los objetivos de la compañía tanto en ingresos como en costes. La hoja de ruta es diferente si se busca eficiencia en costes o crecer en ingresos.
  1. En este momento es mejor ser rápido e imperfecto, que lento y perfecto.
  1. Hay muchos proyectos que como equipo de tecnología tenéis que acometer en esta transformación: mover infraestructuras al “as a service”, “apificar” tu backend para ser ágil en el front, poner en marcha nuevas metodologías de construcción de sw, crear capacidades para ser una compañía gestionada por datos en tiempo real, tener los skills necesarios, cambiar el modelo de relación con tus proveedores… pero ya habrá tiempo de profundizar en estos temas.
  1. Debéis trabajar para ser un referente del cambio en vuestras compañías, y en mi experiencia la única forma de conseguir esto es con tu ejemplo continuo en el día a día (yo lo he llamado siempre “gota malaya”). Además ¿cómo vas a exigir al resto que cambien si tú no lo haces?
  1. Para finalizar, me dejo la obligación que a mí me resulta más difícil de conseguir, y que creo que está en la base del fracaso de muchas transformaciones: como enganchar a los equipos en qué el cambio no sólo es necesario, sino que sin ellos no va a suceder. Por eso en este punto, os anticipo algunos titulares que ya desarrollaré más adelante: Hay que tener respuesta a la pregunta ¿Y qué gano yo?, poner KPIs claros de qué significa ir progresando, permitir el fallo, saber gestionar emociones, saber que al 20% nunca los vas a transformar, pensar en objetivos de compañía no de departamento, ser generosos con el talento, ponerse objetivos incrementales (no big bangs), y tratar de disfrutar cada día.

Cumplir estas obligaciones no garantiza que tu compañía se vaya a reinventar digitalmente, pero estoy segura que vais a ser motores de un cambio que no va a dejar indiferente a nadie, y os va a hacer crecer como equipo en respeto y reconocimiento del resto de la compañía.

Y quizás la próxima vez, ese colega os haría la pregunta de otra manera, porqué habría entendido que hay detrás de un cambio tecnológico.

Comentarios

Iniciar sesión

Se muestran 14 comentarios

Actualizar mensajes